Implantología

¿Qué es un implante dental?

Un implante dental es una raíz artificial, fabricada en titanio y con forma de tornillo, que se coloca en los huesos maxilares y se utiliza para soportar distintos tipos de prótesis dentales. Los implantes dentales funcionan gracias a la osteointegración, un fenómeno en el cual el hueso es capaz de unirse a la superficie del titanio y crear una unión funcional (el implante puede recibir carga masticatoria)

¿Cuándo se puede colocar un implante dental?

En los casos en los que tenemos ausencia de una o varias piezas dentarias, está recomendado el uso de implantes dentales para recuperar las piezas perdidas. Aparte de la ausencia de problemas sistémicos graves y el consumo de medicamentos que interfieran con el metabolismo óseo, es indispensable tener cantidad suficiente de hueso para poder colocar los implantes dentales.

¿Qué ocurre si no tengo hueso suficiente?

En caso de que necesitemos más hueso para colocar los implantes dentales, tendríamos que recurrir a una técnica de regeneración ósea, un procedimiento por el cual conseguimos aumentar la cantidad de hueso disponible. Mediante esta técnica colocamos distintos biomateriales e injertos sobre el hueso del paciente, que con el tiempo se transformarán en hueso nuevo, generando un mayor volumen de hueso donde sea necesario.

¿Cuánto dura el tratamiento con implantes dentales?

Hoy en día se ha conseguido reducir los tiempos de osteointegración (cicatrización de los implantes) hasta las 6-8 semanas. En caso de procedimientos de regeneración ósea el tiempo puede aumentar hasta los 6 meses

Cuando los implantes han cicatrizado es cuando comenzamos la fase protética. En esta última fase tomamos medidas digitales para realizar la prótesis mediante CAD/CAM (diseño y fabricación asistida por ordenador) para garantizar el mejor ajuste y estética posible.

¿Duele colocarse implantes dentales?

Para colocar los implantes dentales hay que realizar una pequeña cirugía en la que se coloca el propio implante dental en el hueso. Para realizar la cirugía se utiliza anestesia local, lo cual la cirugía es totalmente indolora. En casos de pacientes aprehensivos o en procedimientos más largos podemos contar con la sedación consciente, bien con inhalación de óxido nitroso o mediante sedación intravenosa realizada por un anestesista.

Después de la intervención es normal tener molestias e inflamación, normalmente leves, aunque variables en función de la complejidad de la intervención. Los síntomas postoperatorios son tratados con antiinflamatorios y analgésicos comunes.  

¿Hay que abrir la encía o dar puntos?

Gracias a los protocolos digitales de cirugía guiada que utilizamos en Oreka Dental, la mayoría de los implantes sencillos, con buena disponibilidad de hueso, los colocamos con cirugía mínimamente invasiva sin colgajo. En vez de hacer un colgajo (levantar la encía) se realiza un pequeño agujero en esta a través del cual se coloca el implante. Al no abrir la encía, evitamos la necesidad de dar puntos, mejorando también la comodidad y el postoperatorio.

Por otra parte, en casos en los que tengamos ausencia de hueso y/o encía y, por lo tanto, necesitemos aumentarla, no queda más remedio que abrir la encía. Sin embargo, las técnicas que utilizamos hoy en día han evolucionado para reducir al máximo la morbilidad y las molestias al paciente. 

¿Cómo se realiza la técnica de cirugía guiada?

Lo primero es tomar los registros pertinentes para realizar una planificación exhaustiva del caso. Realizaremos un escáner 3D de la boca y los huesos maxilares y unos modelos digitales de los dientes. Después de evaluar si el paciente es apto para cirugía guiada, pasamos a la fase más importante: la planificación.

Mediante un software de planificación de cirugía guiada (Exoplan) podemos colocar digitalmente los implantes en el escáner, visualizando cuál va a ser la mejor posición para los implantes desde un punto de vista quirúrgico y protésico.

Una vez hemos planificado donde irán los implantes, es necesario trasladar esa posición que hemos realizado en el ordenador a la boca del paciente. Para ello fabricamos una guía quirúrgica, un dispositivo fabricado mediante impresión 3D que está hecho a medida de la boca del paciente y nos permite realizar la colocación de los implantes en la posición deseada, con una altísima precisión.

Gracias a esa precisión tan alta, no es necesario que visualicemos el hueso, por lo que la mayoría de las cirugías son sin colgajo (sin levantar la encía) y sin puntos de sutura. Además, nos garantizamos tener una correcta posición del implante dentro del hueso, lo cual evita posibles problemas biológicos o mecánicos en el futuro.

¿Cuánto hay que esperar desde que quitamos un diente hasta colocar el implante?

La cicatrización completa de una extracción se produce a los 6 meses. Sin embargo, cuando se extrae una pieza dentaria se producen unos fenómenos de reabsorción ósea que disminuyen el volumen del hueso disponible, por lo que muchas veces no es necesario o recomendable esperar esos 6 meses. 
Hoy en día podemos colocar los implantes en distintas fases dependiendo del caso:

  • T1: Implante inmediato: se coloca el implante el mismo día que se quita el diente. Es la técnica preferida, ya que mantenemos mejor la forma de la encía, lo cual permite conseguir mejor estética en la rehabilitación.
  • T2: Implante temprano: A las 6-8 semanas, la encía ha cicatrizado, pero no hay relleno óseo. Suele ser el procedimiento de elección cuando vamos a hacer aumento óseo.
  • T3: Implante diferido: A las 12-16 semanas. Tenemos relleno óseo. Es la técnica de elección cuando no lo hacemos inmediato y no hay que aumentar hueso.
  • T4: Implante tardío: Después de los 6 meses. Tenemos una cicatrización completa de la cresta ósea pero mayor cantidad de reabsorción. En ocasiones debemos realizar un aumento óseo.

¿Podemos colocar una prótesis sobre el implante desde el primer día?

En caso de que al colocar el implante este obtenga la estabilidad suficiente, podemos colocarle una prótesis provisional fija, lo que permitirá mantener una buena estética mientras dure el proceso de cicatrización de los implantes. Este procedimiento se llama carga inmediata y puede realizarse tanto con dientes unitarios como en múltiples y arcadas completas.

Sin embargo, es importante recordar que el material de la prótesis es provisional, por lo que no está indicado comer alimentos duros mientras se lleve esta prótesis. 

¿Qué cuidados debo tener después de colocarme implantes dentales?

Para mantener una buena salud de los tejidos que rodean a los implantes es necesario realizar una buena higiene oral, cepillando las prótesis un mínimo de dos veces al día. También es necesario realizar una higiene interdental y de los pónticos, para ello nos podemos servir de distintos métodos, dependiendo de nuestro caso: cepillos interdentales, irrigador, superfloss, etc.  

Es recomendable acudir a la clínica dental para realizar un mantenimiento de los implantes cada 6 meses. En esa cita se revisará el estado de los implantes y de la prótesis y se realizará una higiene profesional de los implantes. En caso necesario se desatornillarán las prótesis para poder limpiar minuciosamente. Realizando este mantenimiento podemos prevenir posibles complicaciones que puedan ocurrir en el futuro (inflamación, sangrado, infecciones, etc.). Siempre que realicemos estos cuidados, la longevidad del tratamiento con implantes puede ser muy alta, hasta mayor de 20 años.

¿Buscas colocarte un implante dental en Bilbao?

En Oreka Dental tenemos profesionales altamente formados en las últimas técnicas y con amplia experiencia en implantología, tratando desde los casos más sencillos hasta los más complejos (falta de hueso, rehabilitaciones complejas, etc.) También contamos con tecnología de vanguardia para garantizar el mejor tratamiento para tu caso (escáner 3D, cirugía guiada, etc.). ¡No esperes más y ven a visitarnos a Deusto, Ribera de Botica Vieja 25!